13 de junio de 2010

BIBLIOTECA DEPARTAMENTAL DEL VALLE ( Previniendo un accidente)



Asistí como invitada a un evento en la Biblioteca Departamental ubicada en la calle 5 con 24 ª de la ciudad de Cali, Auditorio Nº 2. 
Hermosa Biblioteca, además de contribuir a la cultura de todos los que vivimos en esta ciudad, las instalaciones, los programas, ayudas, un ajedrez inmenso con fichas casi de mi tamaño (bueno es muy fácil pasar mi estatura, cualquier niño de 12 años lo puede hacer) exposiciones permanentes,
todo lo que una buena Biblioteca departamental puede ofrecer.

Todo perfecto, pero vi un lunar y muuuy negro, me atrevería a decir que es una trampa mortal y de alto "turmequé" (en este caso lo digo por lo máximo de la trampa) 
Realmente fueron 2 las que vi. En la primera foto vemos la silletería con los asientos arriba, al descender el asiento y ubicarnos cómodamente (foto 2) los pies  quedan al borde del pasillo si se puede llamar así, las luces normalmente son bajas y en muchos casos se apagan, si por cosas de la vida, además naturales del cuerpo humano deseamos ir al baño, este pequeño detalle (que estamos al borde) se olvida y pum el porrazo es seguro, me pasó a mi y de no ser por mi amiga que estaba al lado, me hubiera ido de j...contra el planeta.

El caso número dos, es la entrada al Auditorio, normalmente uno viene charlando, distraído y sube el primer escalón, sigue derecho un tramo y piensa que ya llegó al piso negro cuando el traspié nos advierte que estamos en el suelo. Muchos dirán: ¡pero qué distraídos! ...¡qué torpes! Estos ojos que se ha de comer la tierra (así decía mi abuelita) observaron, cómo la gente se tropezaba y no eran de la tercera, cuarta o quinta edad (Marce me va a corregir por decir así) había jóvenes muy tiesos y muy majos. Esto me puso a pensar " y pensé" cuál era el criterio del arquitecto o ingeniero o qué sé yo al dejar estas trampas así; más de una persona se cayó, se tropezó; algunas se ríen, otras les da pena, y otras como yo recurren a este medio para advertir a la Biblioteca que alguien los puede demandar, en mi caso específico si me hubiera caído, los demando. ¡Dónde están los supervisores o auditores de la obra? Las empresas de riesgos, los mismos empleados de allí y peor aún, nosotros mismos que después de haber dado el tropezón no nos quejamos. 

Si esta nota de reclamo, sugerencia o queja sirve para que cesen los tropiezos y se consolide la trampa "yo bajaré tranquila al sepulcro"

8 comentarios:

  1. Con un superficial análisis saco la vaga suposición que tampoco debe de haber rampa de acceso para silla de ruedas,mi humilde consejo es que empieces por poner un derecho de petición con copia a la personería municipal apelando a la constitución política de Colombia en su articulo 47 que reza sobre la ayuda que debe dar el estado a los minusvalidos y en la ley del 12 de 1987 http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=14932 donde se ordena adaptar todas las construcciones y arquitecturas para el fácil acceso de los mismos,si quieres te apoyas en esta ONG -FUNDESIDI http://ong.tupatrocinio.com/fundesidi-ong-1813.html ; como lo mas probable es que no lo respondan luego entutelarías con el respaldo de la personería que ya está notificada y vas mas a la fija ya que estás peleando por los sagrados e intocables derechos constitucionales que están por encima de cualquier ley.

    ResponderEliminar
  2. ese es mi amigo abogado!!! ahora que me haces caer en cuenta "creo" que no hay rampa, voy a esperar que me contesten a ver si se dignan hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo pienso que efectivamente es complicado que un lugar dado al público, como la Biblioteca Departamental, símbolo además de cultura y educación, tenga claros indicadores de ser excluyente. La situación es particularmente delicada si pensamos que las ciudades civilizadas contemporáneas están preocupadas por desarrollarse en una arquitectura que permita la inclusión y la participación.
    Los más afectados serán las personas con discapacidad (particularmente física) y los niños y adultos cuyas habilidades de coordinación motora son menos precisas.
    Ahora, a mi juicio la actitud debe ser la construcción pacífica, basada en la argumentación y la tolerancia. Por ello, creo que no es necesario hablar de demandas ni cosas parecidas. Creo que de manera positiva y constructiva puede ser relevada la importancia de la inclusión y trabajar juntos, como ciudad, por lograr espacios arquitectónicos más amables. Intuyo que si bien esta manera nos parece que puede ser poco oída (estamos harto acostumbrados a sentir que sólo tonos amenazantes y autoritarios traen resultados), tiene en su corazón la idea del cambio hacia la legalidad, las buenas costumbres y la restauración de confianzas mutuas. Eso.

    ResponderEliminar
  4. Ya lei tu blog con el articulo sobre LAS GRADAS DE LA MUERTE !!!!!!!! espero que no te hayas dado un buen porrazo en el auditorio.

    (via correo: Rodrigo)

    ResponderEliminar
  5. Marce: estoy de acuerdo en la parte de acción pacifista pero lamentablemente así no suceden las cosas en nuestro medio y está muy comprobado, empecé a hacerlo con tranquilidad, este link fue enviado a la Gobernación quienes son los directos encargados de la sede, copia a la Alcaldía, a Red de Bibliotecas y Secretaria de Cultura y Turismo, te puedo asegurar que ninguna contesta. En el caso que al caerme me hubiera fracturado un tobillo o qué sé yo, y por las buenas no encuentro respuesta, sigo los pasos de mi amigo Hernán, no hay de otra y así evitar que otras personas, puedan resultar lesionadas.

    ResponderEliminar
  6. Bien por la demanda, un ejercicio de observación y pensamiento colectivo a futuro. Algo propio de las mamás.

    Cuéntanos si hay alguna respuesta.

    ResponderEliminar
  7. Juliana GarcesSaroli8:13 p.m.

    Como Directora de la Biblioteca les comento que en la ampliacion de la Biblioteca si esta contemplada una rampa.Ademas los discapacitados pueden entrar al lado de la porteria y existe amplia señalizacion fluorescente hasta llegar a la salla Helen Keller para invidentes.
    No somos excluyentes y siempre hemos tenido en cueta las necesidades de toda la poblacion sin exclusiones.
    Sobre loa huecos o trampoas, me comprometo ver que se puede hacer para eliminarlos.
    Estamos de nuevo , despues de 2 años de inercia, continuando con la adquisicion de predios que conforman la Manzana del Saber para seguir con las obras.
    La Ministra de Cultura que es de Cali esta muy interesada en ayudarnos a terminar este magnifico proyecto.

    ResponderEliminar
  8. Una muestra más de que en primera instancia se deben usar medios pacíficos y conciliatorios, es la respuesta de la Señora Directora. Con seguridad habrá una respuesta positiva al respecto.

    ResponderEliminar