8 de julio de 2007

Alzheimer o ligereza...para esbozar una sonrisa

Bueno, después de pensar en las cosas que me han pasado, mi pregunta es: será que el Alzheimer empezó a hacer estragos ? Quiero pensar que no, o será que tengo tantas cosas que hacer y de pronto no tengo un plan a seguir, que mi cabeza comienza a hacer locuras ? Pues bien recopilé algunas de esas cosas para que ustedes esbocen una sonrisa.

1-Voy a salir, tengo prisa, va a llover, echo la lista en mi bolso, las llaves, mi billetera, mis dos celulares y el inalámbrico, Dios cómo pesa esta cartera hoy, ya casi viene la buseta estoy a unos pasos de cruzar la calle y suena mi teléfono, pero qué cosa más extraña es el sonido del teléfono de mi casa….(tiene un radio bastante amplio)


2- Día de botar la basura, yo reciclo; tengo una bolsa para papel y botellas, otra para la basura diaria y los desperdicios orgánicos los guardo en la nevera hasta el día de recolección, como siempre salgo afanada a tomar mi bus, ayyy se me olvidó botar los desperdicios, tomo a bolsa, bajo rápido las escaleras, me despido del portero, hoy no se demoró la buseta, me bajé en el centro comercial, nunca boté la basura, la llevé de paseo.

3- ¡Qué animalito tan extraño! Se posó en el borde de la biblioteca, tomo mi cámara, y voy dando zoom, quiero un acercamiento de eso tan bonito y extraño, cuál sería mi sorpresa cuando el animalito saltó a mi cámara y como es lógico el grito y el susto hicieron que me fuera para atrás, me tropezara y cayera de c...cámara al suelo, menos mal que la tenía agarrada en mi muñeca, quedó colgando y el corazón acelerado.


4- Amor dónde pusiste el dulce que me regaló Adry ? Preguntó mi esposo, yo le contesté muy inocentemente: entre tus bolas, (bueno entre las bolas chinas)


5- Seguimos con las bolas, me encargaron velas redondas, bolas, llamé a la fábrica y mandé hacer seis, el señor me llama y me dice: ya están las bolas señora, puede venir hoy mismo por ellas porque hay mucho pedido, Hoy no puedo señor, la otra semana, Huy señora pero es que mis bolas, vuelan....no pude contenerme, una risa infame me impedía seguir hablando, lo único que atiné a decir entre risas y con voz chillona: señor voy a colgar...

6. - A veces me las doy de pintora de brocha gorda, resano, pongo chazos, hago mariposas con estuco plástico; cuando tengo ánimo me pongo mi traje de campaña y a pintar se ha dicho, compré una pintura que decía: No salpica, (mentiras) estando en mi labor llama mi hija: mami es urgente please, please me consignas? ya iban a cerrar el banco, me puse una sudadera medio me pasé un cepillo y salí, se acuerdan del arete con el tornillo? Pues ahora le tocó el turno a mi nariz, una pincelada muy sexy en ella fue el motivo de risitas y comentarios y yo muy tranquila hablando de las leyes de metafísica con la señora de al lado, obviamente sólo la ví cuando llegué a mi casa.

7- Pero esta es la máxima, no es mía, le sucedió a una conocida, 82 años, una mujer muy activa todavía, toma el bus, sube, baja, es voluntaria del hospital Club Noel, cuenta chistes, borda, hace manualidades, en fin, le pregunta a mi vecina qué le aplica a los bordados para que queden así tiecitos, ella le contesta: Niagara lo venden en la 14, muy contenta se fue para el supermercado a buscar el aerosol, un joven muy atento le pregunta; qué busca señora, en qué le puedo ayudar ? y ella le dice: Sí joven, busco VIAGRA; él la mira desconcertado y le dice de pronto en la droguería, nooo -dice ella mi amiga me dice que aquí lo encuentro, es eso para entiezar las cosas…………
Espero hayan esbozado una sonrisa

6 comentarios:

  1. ¡MUY BUENO!
    Pues la falta de coordinación memoria-mano creo que nos afecta a todos, sólo que la escondemos pudorosamente y desarrollamos la capacidad para improvisar con un "lo tenía fríamente calculado"

    ResponderEliminar
  2. ¿Esbozar una sonrisa? Estoy acá riéndome como idiota... jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien... muy, muy divertido!! La del teléfono y la de la basura son geniales. Me acuerdo de cuando recién compré el carró y fui al centro comercial chipichape. Al salir casi me monté al bus antes de caer en cuenta que ya tenía carro. Lo juro, es cierto. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. jajaja ahora son ustedes los que me hacen reir

    ResponderEliminar
  5. A mí también me ha pasado que he ido a un sitio en carro y he vuelto en metro, por haberme olvidado cómo había ido. ¿Y lo de guardar la azucarera en la nevera, en lugar de la alacena?
    Lo que más risa me ha dado es que te hayas llevado la basura contigo.
    Un saludo, me has hecho reir muchísimo.

    ResponderEliminar