14 de diciembre de 2006

ASI ES MI IMAGINACION...

Cuando era pequeña y pasaba ante mis ojos un paisaje donde las montañas eran enormes, mi mente se imaginaba gigantes dormidos, parecían seres recogidos, cobijados por una manta verde, yo sabía con exactitud qué montaña era femenina o masculina ( si esto le sucedió a alguien o lo leyeron me excuso porque así lo veía yo) mi mente imaginaba muchas cosas y a lo largo de mi vida esos sueños los empecé a materializar, bueno no convertí las montañas en gigantes pero sí empecé a crear, a tener ideas y volverlas reales como por ejemplo las mariposas, al tener un papel cualquiera mi imaginación se concreta y puedo hacer volar ese papel con diseños muy sutiles y hermosos y es tan grande mi mente que tenía muchas mariposas cerca de la ventana y ohh sorpresa, sufrieron su metamorfosis y volaron, entró un fuerte viento por ese gran ventanal y se fueron los acetatos con mis diseños. No me sentí triste, por el contrario pensé que había hecho feliz a alguien, un niño, mi vecina, un señor, ese alguien le llamó la atención y fue feliz por un segundo imaginando también para qué servía, pero le gustaba, o la otra opción ¡qué güe…ponerse a mari…con esto y a la basura fue a dar!
Quiero seguir siendo optimista, quiero pensar que alguien fue feliz con mi dibujo, quiero seguir sintiendo felicidad cuando alguien me llama el día de mi cumpleaños y envía signos de alegría con abrazo incluido, en mi aniversario, en el día de los esposos y en la navidad… me siento plena, con una alegría que llena mi pequeño cuerpo y sale por los poros ( lo que pasa es no lo demuestro mucho) siento que muchos rayos salen de él e ilumina a todos los que me rodean, saludo a mis duendes, a mis hadas y a esos seres diminutos que vemos como lucecitas, ellos nos acompañan siempre, esperando que los saludemos, esperando una señal de afecto por pequeña que sea, yo los veo en mi imaginación y no sé si en la realidad, quiero seguir sintiendo la alegría de festejar cada año con luces, gnomos, estrellas, aunque algunas de ellas ya no iluminan en este mundo, siguen iluminando mi ser interior, allí están, susurrando a mi oído cosas bellas, empujando mi cuerpo y mi mente a seguir celebrando con mucho amor estas fiestas, no quiero pensar que mis diseños se van a la basura, quiero pensar que mis creaciones hicieron felices a más de uno y para cada uno de ustedes los que en este momento están leyendo este texto, quiero que cada palabra leída, lleve mis energías y mis diseños a su corazón.

10 comentarios:

  1. Creo que la anécdota de las mariposas de papel que literalmente volaron por la ventana, es una parte del llamado Efecto Mariposa: alguien, en alguna parte, pudo verse relacionado con él. Ojalá de la mejor manera, como esta nueva entrada de La Mariposa.

    ResponderEliminar
  2. Se me adelantó el Marqués. Ni modo.

    Creo que estás mezclando dos temas diferentes en el texto: tu relación con la creatividad y tu relación con la navidad. Por eso voy a separar en dos este comentario.

    1) Sobre la creatividad

    Comparto esa alegría por el proceso creativo y por las llamadas (contactos, correos, lo que sea). Sentir que nos conectamos con otros a través de lo que hacemos es hermoso. Además, se presta para momentos mágicos como el que cuentas.

    2) Sobre la navidad

    Mi problema con estas fechas no es lo que describes, al contrario, me parece la forma correcta de vender la idea. Lo que me molesta se reduce a dos cosas que están relacionadas entre sí y que son la necesidad de muchos porque todos disfruten la navidad a su manera, convirtiéndolos en fanáticos misioneros, y la práctica imposibilidad de sustraerse a esa celebración porque se impone desde todos los flancos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:04 p.m.

    Sobre la imaginación, recuerdo alguna vez de niña cuando llegó hasta mí volando un globo de cumpleaños. Pensaba que un duende (en las hadas no creía) me lo había hecho llegar.

    En cuanto a la imaginación y la Navidad, creo comprenderte. Cuando mis hijos eran niños pasábamos horas diseñando adornos para el arbolito o el pesebre. Era una manera de entretenerlos en época de vacaciones (aunque yo nunca le di importancia a las Fiestas; ellos, impulsados por sus amiguitos, querían festejarla y no sería yo quien se las negara).

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:24 p.m.

    Pues a falta de niños, creo que me va a tocar a mí hacerme al ambiente de la Navidad. Desde que era niño no me llama la atención, pero creo que es una época que puede ser bonita si uno logra sustraerse al fanatismo mercantilista de la mayoría.

    Sobre la imaginación, creo que la conexión con la Navidad es que son justamente los niños con su imaginación los que logran ver más allá del fanatismo del que hablaba arriba. Dejo aquí porque un duende me está apagando el computador... ;)

    ResponderEliminar
  5. Muy bacano tu escrito, me gustó mucho... y se lo digo al Capitán EMSIRVA (tú hijo), eres un ser especial.

    ResponderEliminar
  6. CESAR!!!! TÚ ERES ESPECIAL AL DECIR ESAS ESAS PALABRAS YAN LINDAS

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:06 p.m.

    Madre definitivamente cretividad o navidad, las dos estan de la mano, y tu posees el don de la imaginación, puedo decir que para mi no se puede hacer navidad sin creatividad, tengo 28 años y volvi a creer en la magia, en las hadas, los duendes, en Dios y en aprovechar las diferentes celebraciones para sacar lo mejor de cada mundo y cada persona, mas que comercializar se trata de crear momentos que no se hagan monótonos con el dia a dia y poder agruparnos para fortalecer los vínculos y formar un sistema mas estable, un sistema donde el universo pueda estar cada vez mas equilibrado...

    ResponderEliminar
  8. Siempre he creido que la magia esta en los pensamientos. Transformar papeles en mariposas voladoras, es darle vida a los sueños y a la imaginación. Es convertir la tierra en el Edén y aprender a disfrutar las cosas pequeñas que una vez se mezclan con los sentimientos nos brindan de alguna manera algo de felicidad. Y si esos instantes de creatividad, los compartimos con nuestros semejantes, podemos entonces crear enormes montañas de contagiante amor.

    Gracias, por compartir tus sueños.

    ResponderEliminar
  9. Super bonito leer cosas así, que hacen imaginar más cosas. Te acurerdas del cueto de "la teoría delas puertas" del libro de antologías de cuentos colombianos?, pues creo que lo de las mariposas es algo parecido... como dice Darío... vuelan unas por acá, pero otras se quedan quietitas en otro lugar.

    Creo que voy a pintar después de esto!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar