14 de noviembre de 2006

Inglés...el divino inglés

Toda la vida fui una estudiante modelo, no era nerd pero como las candidatas al reinado de belleza, me encontraba entre las diez primeras. Siempre ayudando a mis compañeras, cuando no entendía algo llamaba a mi primo estudiante de arquitectura de la universidad de los Andes y comenzaba el vía crucis o mejor la cadena de ingenieros y arquitectos desarrollando un simple problema de matemáticas de una niña de primaria, ellos tampoco entendían. Uno a uno se llamaban por teléfono (en esa época no había celulares) y por supuesto en el vecindario se congestionaban las líneas, nadie podía llamar porque todos estaban ocupados tratando de resolver la tarea en cuestión, mientras los doctos en ingeniería y arquitectura llenaban papeles con garabatos, números y ecuaciones yo me senté con mi amiguita y lo resolvimos así no más… Crecí y un día resolví que no quería ser estudiante modelo, ni resolver problemas, quería reír, jugar, molestar a mis compañeras y jugarle bromas a los profesores. Estaba en quinto de bachillerato (hoy 10 grado) en clase de inglés, cabe anotar que detestaba el inglés, el tema ese día era sobre adjetivos, large, small, big, la profe (pobre profe, la clase en pleno se reía de ella, nadie le paraba bolas) nos leía la frase y nosotras solamente la repetíamos sin el adjetivo, al ver la algarabía que yo tenía debajo del pupitre me dijo: Alonso please…repeat… sin saber qué quería ella, mi compañera me dice en voz baja:!Cómase el large! Y yo creyendo que me hablaba en inglés le dije a la miss: ¡Comase el large! Risa total, la miss se enrojeció de la ira y como es de suponer me sacó del salón, me mandó a la rectoría, yo sana, no entendía por qué la reacción de ella, si yo le había pronunciado muy bien la frase; ya se imaginan cómo me fue ese mes con la nota, un rojo en la libreta, en ese tiempo un rojo era fatal y matrícula condicional ¡Dios mío! Qué le pasó a la niña, se preguntaban mis papás y con el corazón en la mano me dijeron: se va a estudiar con su tía (era monja, bueno es monja de la Presentación) y eso fue como la puñalada trapera, me senté, puse mis ideas en orden y volví a ser la niña juiciosa que querían mis papás y la rectora y la profe y mis tías y mi abuelita y lo mejor logré graduarme con honores.

8 comentarios:

  1. La foto fue tomada en el paseo de despedida, antes de graduarme (no tenía cámara a color)yo soy la de la pose de modelo con blusa negra y collar largo.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo también en esas clases de inglés a mi companero CN leyendo una frase donde aparecía la palabra POTATOES. Pues así como aparece así la leyó!!!
    Hasta el día de hoy CN es llamado por nosotros los excompaneros de colegio como POTATOES...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:08 p.m.

    La MoNa: Ayy... Madre! quien te ve? jajaja. Años después repites la misma historia conmigo y que regaño que me meten, hasta sin teléfono me dejaron y sin salir a jugar... jejeje!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:44 a.m.

    María Eugenia Clarke: Hermana como me haces reir con tus notas, gracias... la foto está increíble, lo malo es que sólo puedo reconocer a las dos , las otras eran Myrian Sofia. Elena A y ??? la del frente ni idea , lo malo es que no la puedo agrandar ya tu sabes a estas alturas los ojitos ya no dan mas ...

    ResponderEliminar
  5. Vine por acá vía adapar.net, y descubro con sorpresa un blog muy interesante.
    Saludos, quedás invitada a ser parte de la Blogocosa Caleña.

    ResponderEliminar
  6. Que divertido... yo tam`bién siempre fue ñoña, pero con inglés la cosa sí se ponía difícil. La reberldía como que es cosa típica en décimo, un sólo quiere parar a once y ser la grande del cole, asío como que toda la gente crea que uno es una "sapa"... pero como es de rico ser reconocida por ser buena estudiante no? jajajajaj... mucha ñoña!!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Hol aMaría Eugenia. Quizás por elevado o quizás por que en realidad no sabía que tenías, no había leido tu blog. Cheverísimo encontrarte por estos predios. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Julián por tus palabras, para mí esto del ciberespacio es divino!! pero me falta muuuucho por aprender.

    ResponderEliminar