28 de octubre de 2007

FABIOLA mi mejor amiga

Yo estaba cansada de lavar pañales de tela, todavía no se usaban los apetecidos pañales desechables de hoy (por cierto son una dicha) entonces, llegó “Fabiola”, yo la adoré desde el primer momento que la vi, me pareció un poco cetrino su color pero no importaba, yo la amaba. Han pasado 31 años y sigo amándola, fueron los mejores años, cada vez que la tocaba ella respondía con un sonido muy suave, casi imperceptible; a veces jugaba con ella y creo que mi hijo lo notó porque un día quiso hacer lo mismo, jugar, se subió encima de ella y voló, con tan mala suerte, noooo, con tan buena suerte que voló hacia el patio y no al vacío, sólo se rompió un diente. Me pareció un poco alcahueta Fabiola ha debido moverse o girar y no dejar que el niño se subiera encima de ella.

Todos en la casa podríamos decir que abusamos de ella, yo lo hacía casi todos los días, mi hijo los martes y mis hijas los fines de semana, mi esposo empezó a utilizarla hace poco y creo que a él le gustaba porque llegaba de jugar tenis, todo sucio y embarrado y terminaba siempre al lado de Fabiola, moviéndole todo, ella lo soportaba sin decir absolutamente nada.

Hace una semana mi inseparable amiga empezó a enfermarse, ya no me responde con tono suave, ahora se ahoga y su sonido es ronco, bueno había sufrido algunos achaques pero sin importancia, esta vez Fabiola ya no quiso seguir con nosotros, terminó su ciclo y
la verdad siento una nostalgia mezclada con tristeza, ella vio crecer a mis hijos, les lavó su ropa sucia, sus sábanas, sus…. Ya se fue y lo peor no sé para dónde se la llevan, me hubiera gustado acompañarla hasta su última morada pero no puedo, extrañaré su ciclo suave, su girar cuando exprimía, sus mangueras y su delantal.
Adiós Fabiola, guardaré un bello recuerdo de ti…

7 comentarios:

  1. Anónimo7:10 a.m.

    Hola Maria Eugenia! Me gustaron mucho tus artesanias y el articulo sobre Fabiola. Me hiciste pensar y reir mucho. Un super abrazo. Renate

    ResponderEliminar
  2. Y ahora me vengo a enterar que se llamaba Fabiola... jajaja. Muchos besos madre.

    ResponderEliminar
  3. jejejeje hasta el inicio del ultimo parrafo estaba preguntandome "quien es fabiola?" jejejeje...uy si...esa es un buena amiga...de las mejores que una puede tener

    LAMENTO TU PERDIDA

    ResponderEliminar
  4. ah por cierto, respondiendo a tu comentario en blog...si la verdad mis padres están felices y mas porque mi papá es lo que uno llama "medico frustrado" entonces, es rico verle la alegria con todo lo del grado. por cierto puse una fotico con toga, me cuentas ke te parece.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. EL TRANSEUNTE4:52 p.m.

    JAJAJA SUPER!

    Es increible el afecto que uno le pone a las cosas que le son útiles no?

    ResponderEliminar
  6. Son verdaderas amigas... si te entenderé... Se ha ido una, pero seguro que habrá llegado otra para reemplazarla. Muy simpático tu post.
    Un saludo desde Baires.

    ResponderEliminar