30 de enero de 2013

Las Baladas del ajo de Mo Yan



Sigo con mi tejido, esta vez le toca a Las baladas del ajo,  hay que concentrarse para leer el libro, encontrar  el momento adecuado  y el ánimo también,  comenzado  el primer párrafo quieres meterte de lleno y terminar de un sólo tirón. Buen ritmo, atmósfera insuperable, sencilla, me confundí un poco con los personajes, estoy acostumbrada a los  andreses,  juanes,  pepes, albertos  pero la cultura china obliga a llamarlos por la familia del padre o clan o la etnia como diría mi amigo Carlos Andrés.  Haciendo un ejercicio mi  clan sería: Mareña  hermana media del clan Alonso, hermana de Beto hermano mayor y hermanos de Alejo hermano menor hijos de Aura tía primera casada con H Alonso denominado cuarto tío. Así mis personajes reales serían: el cuarto tío casado con tía primera tuvieron a hermano mayor, hermana media y hermano menor del clan Alonso. Hermana media casó con hermano menor del clan Aparicio o sea: Yo.


Volviendo a Las baladas del ajo y reconociendo a los personajes (por eso hay que concentrarse) tiene imágenes bellas,  crudas, reales y fantásticas. Extraordinaria la manera como Mo Yan  relata con tanta sencillez  temas  que se van envolviendo o nos van envolviendo tejiendo pensamientos, formas de vida, de gobiernos, de pobreza y autoridad, ahí es cuando se vuelve complicado. Tiempo pasado y presente que se unen sin darnos cuenta. No hay mensajes políticos pero sí imágenes políticas, tramas humanos,  amorosos,  ingredientes para un buen libro. 

Personajes como Romeo y Julieta  pero no con el romanticismo típico de enamorados, son personajes de carne y hueso de la vida real donde se echan pedos o eruptos oliendo a ajo y la “chinita” ve con desagrado que el amor de su vida, al que le entregó su honra, es un ser normal y corriente. Relatos duros, crueles que  dan forma a algo bello  que enriquece el texto. 

Costumbres y tradiciones  tan crueles  que hacen cerrar los puños de la rabia y dar un madrazo aunque sea virtual. ¿Hasta dónde es permitida la tradición? Es el caso de Jinju, maltratada por los padres y hermanos por el hecho de ser mujer. 

Las baladas del ajo tiene muchos planos, muchos temas,  actuales, nunca pasarán de moda, siempre habrá gente con poder y gente pobre enterrada en esa pobreza. Libro recomendado.

3 comentarios:

  1. Anónimo7:39 p.m.

    Maeña:

    Me ha gustado mucho encontrar tus comentarios a una de las obras de Mo Yan,
    pues no es fácil abordarlas. Tengo dos
    que me encantaría compartirlas contigo
    Yolanda

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mareña por compartirlo. Muy buen comentario.

    Saludos,

    Gloria

    ResponderEliminar
  3. Se ve bueno el libro, además ando como explorando la literatura asiática. Me lo prestas? jajajaja

    ResponderEliminar