1 de agosto de 2008

un niño solo, un gamín?

Aún estaba de noche, mi hija sale a las 5 y media de la mañana a tomar el bus, yo como buena mamá y para sentirme segura que todo va salir bien, la acompaño; lloviznaba y hacía frío, extraño siendo Cali tan calurosa en la madrugada hace bastante frío.

Mi mente muy ocupada porque no aparecía el bus, se distrajo al ver unas cuadras más arriba, una sombra moverse despacio, arrastrando un plástico muy grande, no veía bien, pensé que era un perro y me reí imaginando el cuadro tan gracioso, a medida que se acercaba, la imagen era más nítida y mis pensamientos se disiparon para concentrarse en un niño muy pequeño, creo que no tenía más de ocho años. A través de la tenue luz de las luminarias de la calle percibí un niño hermoso, revisando la basura a ver qué podía comer, mi corazón se aceleró y no pude contener las lágrimas. Quería abrazarlo, darle comida, un techo, no sé qué me pasó, normalmente hago caso omiso a estas cosas pues siempre he pensado cada uno tiene su puesto en este mundo, a mí me tocó el que estoy viviendo, a él, el que está viviendo, pero un niño solo a esas horas, buscando comida, quizás hasta violado, mi mirada iba y venía a lo largo de la calle, guardaba la esperanza que una madre o un padre estuviera cerca de él pero nunca aparecieron, me sentía mal, unos minutos antes estaba preparando el desayuno a mi hija, dándole un beso de buenos días, acompañándola a tomar el bus cargada de todas las bendiciones que un madre le puede enviar a sus hijos cuando salen de la casa.


Me devolví llorando, no estaba abierta ninguna panadería cerca para invitarlo a desayunar, tampoco llevaba dinero, seguí llorando, pero porqué lloraba tanto? Por impotencia, por saber que ese niño iba a ser un delincuente, que lo vería diariamente con su botella de boxer, que yo misma me retiraría de él cuando lo tuviera cerca, sus valores son otros, no conoce otro mundo sino ese, la calle, su justicia, su moral la vemos desde el otro lado de la barrera y no la entendemos. ¿Si tuviera dinero, lo hubiera podido salvar? ¿Salvar de qué?

9 comentarios:

  1. No solo es darles dinero, sino crear conciencia a la sociedad en general, hay un proverbio que al hombre no hay que darle un pescado, si no enseñarle a pescar,podriamos iniciar una campaña para ayudar a la niñez en general.
    Yo tambien sufro de depresión ante estas imagenes , mas cuando tengo hijos pequeños,Que sería de ellos si yo faltase?Pero he encontrado en la oración un sano remedio para estas angustias.
    HERNAN JURI

    ResponderEliminar
  2. pedro guerra canta y cuenta esta historia de Niños...

    http://www.youtube.com/watch?v=bUrIPY-KB0c

    ResponderEliminar
  3. Fuiste tocada, apreciada mariposa. Ese es el primer paso para comenzar a generar un cambio importante que se extenderá hasta él... esa imagen tocó tu amor y tu amor lo tocó, aunque no lo parezca. "All you need is love". Después de ese mágico y sentido encuentro no has vuelto a ser la misma. Creeme.

    Lo impresionante de las mariposas es que no dejan de vivir cambios, metamorfosis...

    te mando un gran abrazo y las gracias por haberte pasado por mi blog y dejar tu mensaje. De no haber sido asi, no me habría topado con un ser tan mágico y lleno de luz.

    Cuidate mucho y bienvenida!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy completamente de acuerdo con que a los niños que subsisten en la calle hay que enseñarles a pescar en lugar de patrocinarles el pescado gratis, pero un sólo gesto amable de nosotros podría ser lo único que haga falta para que ellos no le guarden rencor a una sociedad que lo puso donde está.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:33 p.m.

    Es cierto que cda uno tiene su lugar en el mundo, pero tambien es cierto que cada uno de nosotros tenemos la capacidad de decidir sobre una acto de amor para con otro. Lastimosamente la forma como ha evolucionado nuestro pais no nos permite , por la inseguridad, a dar pasos tan sencillos como tomar un niño de estos llevarlo a la casa , darle un baño , invitarlo a desayunar y brindarle un poco de cariño, asi luego se encuentre de nuevo deambulando por las calles. Es algo inevitable.
    Mareña, la ultima frase siempre me enseña a que nadie es salvador de nadie, EL UNICO YA MURIO POE TODOS y aun asi ...encontramos niños en la calle muriendo de hambre y de amor.
    Gracias por compartirme siempre tu pensamiento
    Rodrigo Monsalve

    ResponderEliminar
  6. Interesante entrada amiga, me quede pensando! Q tengas un buen fin de semana, un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  7. Interesante entrada amiga, me quede pensando! Q tengas un buen fin de semana, un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  8. debe ser bien duro lo que sentiste maxime desde tu perspectiva de madre, al mismo tiempo el alivio de saber que tus hijos no vivirán esas penurias...dificil? claro!!es un pais dificil, la vida no es facil pero el tambien tendrá la opción de elegir ser delincuente o no o ser uno de esos berracos trabajadores de dia y estudiantes de algo en el sena (por ejemplo) en la noche, porque tu no hayas podido tender la mano en ese momento no quiere decir que la esperanza esta perdida para otras opciones de ayuda

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:34 p.m.

    Hola hermanita mriposa:
    hasta hoy tuve la necesidad de escribirle, y lo que el corazón me dice es porqué? donde está el Señor en estos momentos? quisiera que me respondiera. Yo nunca dejaría a mis hijos abandonados fueran lo que fueran,

    ResponderEliminar